sábado, 18 de junio de 2016

Feliz día del padre, papá postizo

Por matías Dávila
@matiasdavilau


Déjame escribirte a vos que NO estuviste en el corredor del hospital esperando que la enfermera te llame por el apellido para darte la “buena nueva”.

A vos que NO te dieron la “sorpresa” luego de la prueba de embarazo, ni que tuviste que levantarte a la madrugada para satisfacer un antojo.
A vos que el combo te vino del cielo, y que más de una vez has querido salir corriendo y ha sido la responsabilidad y el amor los que te agarraron del pescuezo para que te quedes.…

Papá postizo te escribo porque Dios me pide que te diga que eres un ángel camuflado… estás tan bien encubierto que ni vos sabías que eres uno, ¿cierto?

Papá postizo suena extraño, el niño o la niña que crías te dicen abuelito, tío, ñaño, otros te llaman por el nombre y si, hay algunos que te dicen “papá”.

En nombre de esa vida a la que mantienes, proteges, aconsejas, educas, paseas, o cualquiera que sea la función que desempeñes, déjame decirte GRACIAS. No sé qué pasó con el que “puso la semillita”, tal vez le quedó grande el título, tal vez cumple su labor “cuando le queda tiempo”, o tal vez se nos adelantó en el viaje ese del que pocos queremos hablar en días como este. El caso es que dejó un espacio vacío que vos te estás encargando de llenar.

Deja de cuestionarte, si es que lo haces. Deja de preguntarte “por qué a mi” pues no sé si la vida te lo diga, y empieza a preguntarte “para qué a mi” y te van a llover las respuestas. Porque vos que estás convencido de ser el que enseña, en la mayoría de casos eres más bien el que aprende.
Papá postizo gracias por dar tiempo y esfuerzo. Gracias por las risas, las lecciones, los aprendizajes y las tardes de no hacer nada pero estar. Gracias por hacer tuyos los problemas que no son tuyos. Gracias por tus oraciones y tus reflexiones. “Gracias totales”.

He visto a hombres como vos llorar en días como este. Papá, te mando un abrazo por medio de esta carta y te admiro porque tu labor no es cualquier cosa. Gracias a nombre de lo que se convertirá en el futuro, la plantita que estás regando hoy. Feliz día papá.
Matías Dávila 2010, Todos los derechos reservados. Quito - Ecuador - Suramérica